El Certificado Energético y sus mitos más comúnes

¿Para qué sirve?,¿Es una tasa? son algunas de las muchas preguntas que nos hacemos acerca de la certificación energética.

consumo eficiente energia hogar

Fruto de la desinformación, son varios los mitos que rodean al certificado energético. El certificado energético es un documento informativo necesario para alquiler o vender un inmueble, ha despertado no pocas dudas entre los propietarios afectados por esta nueva exigencia.

A continuación explicaremos 5 mitos que rodean al Certificado Energético:

Es una tasa o impuesto.

En realidad este documento nace de la exigencia de una directiva europea y, por tanto, su transposición era obligada en España y en el resto de Estados miembros.

La información que tenemos sobre el certificado energético es prácticamente nula, y lo único que percibe el ciudadano es que es una obligación o un impuesto más, pero en ningún caso es consciente de las ventajas que le aporta y los fines que persigue, y en este caso son las comunidades autónomas y los profesionales del sector los que debemos asumir esa responsabilidad.

Significa empezar a ahorrar energía.

Esta afirmación se debe matizar, puesto que sólo implementando medidas de mejora como las que pueda incluir el certificado de eficiencia energética o cambiando hábitos de consumo es posible lograr ahorros energéticos. Tener el certificado de eficiencia energética aporta una información muy valiosa, pero el mero hecho de tenerlo no implica ser más eficiente o ahorrar energía.

certificado energetico

Su resultado conlleva mejorar el edificio o vivienda.

Facilita información determinante que permite al inquilino o propietario del inmueble conocer el estado energético de su inmueble, pero no existe la obligación de llevar a cabo las medidas de mejora propuestas. No obstante, sería conveniente valorar todas las opciones.

El responsable del contenido del certificado de eficiencia energética es el propietario.

Si bien es cierto que el propietario es el encargado de tener este documento, el único responsable de su veracidad es el técnico competente que acredita su calificación.

Con carácter general, la titulación habilitante es la de ingeniero, ingeniero técnico, arquitecto y arquitecto técnico.

Las viviendas con una de 50 metros cuadrados o menos, no necesitan la certificación.

Uno de los mitos más extendidos es creer que las viviendas con superficie útil total inferior a 50 m² no precisan certificado, pero lo cierto es que solamente quedan excluidos de la obligación aquellos edificios aislados físicamente.

En consecuencia, «las viviendas, apartamentos y locales de menos de 50 m² que formen parte de un edificio sí tienen la obligación de obtener el certificado de eficiencia energética».

Te recordamos que si estás dispuesto a poner en alquiler o en venta tu vivienda, es necesario tener el certificado energético, puede solicitar presupuesto en nuestra página web Certificado Energético Pontevedra.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *